- 4 -

TUMORES DEL CEREBELO Y TALLO CEREBRAL

      Los tumores de fosa posterior son más frecuentes en los niños en particular el méduloblastoma(Fig. 15a )que deriva de células neuroectodermales primarias en la corteza del Cerebelo. En el vermis cerebeloso ocupa el IV ventrículo (Fig. 15b ), (Fig. 15c). Tratado con cirugía y radiación o quimioterapia, el paciente tiene una sobrevida promedio de 5 años. El ependimoma (Fig. 15d) se desarrolla en el 4º. ventrículo (Fig. 15e) de las células ependimarias de revestimiento (Fig. 15f ) y es de evolución más lenta que el Méduloblastoma pero también tiende a sembrarse en la médula espinal y en los ventrículos (Fig. 15n), por lo que también se radía (craneoespinal) después de operado. El astrocitoma de cerebelo (Fig. 15g)de los niños y jóvenes(7), es frecuentemente benigno en particular si es quístico (Fig. 15h) y con un nódulo en su interior en cuyo caso la resección del nódulo es curativa (Fig. 15i) . En ocasiones es sólido, infiltrante y recidivante. El hemangioblastoma (Fig. 15j) es un tumor benigno del cerebelo del adulto, frecuente en nuestro medio. Es benigno y quístico (Fig. 15k) pero puede ser múltiple.En ocasiones es sólido (Fig. 15l , Fig. 15m) y en otras muy vascularizado lo que puede dificultar mucho su extracción (Fig. 15n ).

      Los tumores de fosa posterior causan hidrocefalia ((Fig. 15o ) por lo que la craniectomía de la fosa posterior es precedida por lo general de la aplicación de una derivación ventrículo peritoneal (válvula ) o bien de una ventriculostomía interna: apertura del piso del III ventrículo a la cisterna interpeduncular (por medio de endoscopío y un cateter de Fogarty) para resolver la hidrocefalia.

      Los neurinomas se desarrollan en las raices de la médula espinal ó en los nervios craneales, siendo más frecuentes en el auditivo (VIII) (Fig. 15p )y en el trigémino (V). El neurinoma del acústico (Fig. 15q ) se manifiesta por sordera de evolución lenta y progresiva y rara vez dá parálisis facial a pesar de comprimir tempranamente este nervio. Son benignos y la extirpación total es curativa.

      Las Metástasis cerebrales únicas, infra o supratentoriales, son extirpadas si no se conoce el tumor primario ó si éste está bajo control y no hay metástasis en otras partes del cuerpo.

Los Tumores del tallo cerebral son Astrocitomas de grado I al IV que no se pueden extirpar excepto en partes. Se tratan con biopsia, Temozolamida y Radiación.

Pag 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , 6 , 7 , 8 , 9

Retorno a pagina inicial

Retorno al Indice