- 6 -

CISTICERCOSIS

 

      La Cisticercosis (3a) en una enfermedad frecuente en México. Es causada por la ingestión de huevos de Tenia Solium o Solitaria (Fig. 17a), los cuales se desarrollan en el estómago e intestino pasando los embriones a los vasos sanguíneos para establecerse de preferencia en el encéfalo (Fig. 17b) , músculos y tejido celular subcutáneo. Sin embargo se pueden ver casos de cisticercosis corporal florida sin localización cerebral y la inversa. La ingestión de cisticercos al comer carne de cerdo mal cocida, dá por resultado el desarrollo de la Tenia S en el intestino (Fig. 17c) y no la cisticercosis. El agente causal directo de ésta es la persona portadora de la Tenia que contamina los alimentos que prepara con las manos o bien los alimentos que están contaminados con aguas negras. La cantidad de quistes varía varía desde uno (Fig. 17d) a decenas (miliar) (Fig. 17e) localizandose en los surcos de la corteza cerebral (Fig. 17f), en las cisternas (Fig. 17g), en la substancia blanca y en los ventrículos (Fig. 17h). Por su forma se le llama Racemoso ó Celuloso. El primero es de forma irregular, no tiene escólex (cabeza con garfios y ventosas) y se desarrolla en los ventriculos cerebrales o bien se extiende en el espacio subaracnoideo cortical obliterando las cisternas (Fig. 17i) . El segundo o Celuloso es esférico y tiene un escólex bien formado (Fig. 17j) que puede ser viable o estar muerto y calcificado (Fig. 17k). Los quistes cisticercales provocan edema cerebral e inflamación meníngea siendo esta reacción más intensa cuando el cisticerco muere. La inflamación es crónica o subaguda (aracnoidits) (Fig. 17l) con datos del Líquido CR semejantes a los de la meningitis TB: glucosa baja y proteinas altas con aumento discreto de los linfocitos. La complicación más frecuente es la hidrocefalia (Fig. 17m)ya sea por la aracnoiditis que oblitera el espacio subaracnoideo ó por quiste intraventricular que obstruye la circulación del LCR (Fig. 17n). Se manifiesta por un síndrome craneohipertensivo que evoluciona con brotes de agudización y remisión y pérdida progresiva de la visión por atrofia óptica secundaria al papiledema. De manera que muchos de estos enfermos nos llegan ya ciegos. El tratamiento médico es a base de Praziquantel (caro) o de Albendazol (barato) : Zentel 800 mgs a 1 Gr, diarios por quince días en un adulto (11). El tratamiento es poco efectivo para los quistes intraventriculares. Sin embargo la muerte del parásito no resuelve el problema a menos que esté en estado larvario porque el parásito es probablemente mucho más irritante muerto que vivo y siempre quedará un remanente de tejido extraño en el encéfalo y meninges que vá de acuerdo al tamaño original del quiste y cuya reacción inflamatoria puede causar hidrocefalia, cefaleas y convulsiones de por vida. Por esto el tratamiento con Albendazol se acompaña de dexametasona además de l analgésicos y anticonvulsivantes.

Hay indicación para la cirugía cuando:

a) El quiste es grande (Fig. 17o)y actúa como tumor: mayor de 4 cm de diámetro (Fig. 17p) ó que ocupa varias cisternas . Al morir vá a dejar una cantidad grande de tejido extraño que el cerebro no podrá eliminar por completo por lo que es mejor sacar el tejido extraño (Fig. 17q) de preferencia antes de que muera el parásito, ya que una vez muerto aumenta la reacción inflamatoria y empieza a formar un granuloma que es un tejido mucho más firme y que se adhiere al tejido nervioso y aracnoides circundantes haciendo su extirpación traumática o imposible (Fig. 17r).
b) El quiste es intraventricular . El parásito se ha extraido hasta ahora del ventrículo lateral por corticotomía o de IV ventrículo por craniectomía de fosa posterior (Fig. 17s), sin embargo es posible hacer esto a través de un trépano por medio de endoscopía (Fig. 17t) que es el método de elección.
d) Hay hidrocefalia severa (Fig. 17m) con síndrome craneohipertensivo pero sin quiste intraventricular extirpable. Se hace una derivación ventrículo peritoneal con un sistema valvular que drena a una presión pre-determinada (media de preferencia) y que no permite el reflujo del liquido. Estas válvulas requieren revisiones frecuentes parte por infección y parte por ocluirse con detritos inflamatorios secundarios a la ependimitis intraventricular crónica que sufren estos pacientes.
      El problema de la Cisticercosis es Sanitario, de prevención y de responsabilidad de quienes venden la carne de cerdo, de quienes tienen una Tenia intestinal y preparan alimentos y de la Secretaría de Salud. Por el momento la única prevención aconsejable es no ingerir alimentos crudos o mal cocidos preparados en la calle, en especial frutas, salsas y ensaladas. Si alguien ingiere carne de cerdo con cisticercos viables, desarrollará una tenia en el intestino, no una cisticercosis: esta es el producto de la ingestión de huevos de la Solitaria (Tenia Solium).

Pags. 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , 6 , 7 , 8 , 9

Retorno a página inicial

Retorno al Indice